Inicio

La ardua tarea de posicionar una marca sólo la sabe quién tiene una, así que, tranquil@ sabemos cómo ayudarte. Con 5 sencillos pasos sentarás las bases de cómo posicionar correctamente una marca sin comerte mucho la cabeza, ni perder tiempo valioso. Por tanto, basta de cháchara y vamos directos al lío.

Construcción de marca

Para posicionar una marca debes atender a ciertos aspectos que dependen mucho del tipo de producto que sea. No obstante, el posicionamiento de marca tiene un procedimiento regido por un patrón que no todos conocen, te enseñamos cuál es.

  1. Define quién es el cliente

La marca tiene que girar en torno al cliente potencial que puede comprarles, no a cualquier cliente que no estará nada interesado en el producto. Haciendo una comparativa (salvando las distancias) en la práctica: Apple vendría a dirigirse al cliente más exigente y Microsoft al cliente más funcional o versátil. No todo el mundo tiene un Mac, pero la mayoría usan Microsoft.

El principal error de algunas marcas es que no posicionan bien la misma porque lo hacen de forma general ¡Error! Hay que orientar la marca y dirigirse al cliente interesado directamente, para ello se hacen los estudios de mercado.

  1. Qué ofreces

Es, básicamente, eso ¿Qué ofrece tu marca? Debes mostrar el punto fuerte de la marca y las funcionalidades que pueden parecerle al cliente interesantes o que, incluso, ni sabía que existía un producto así, haciéndole la vida más fácil. El consumidor debe entender qué es lo que ofreces, por tanto, transmítele el mensaje de la forma más clara posible porque el top of mind está en juego.

Está bien desmarcarse de unas cosas para centrarse en otras, como, por ejemplo: los Smartphone Samsung ofrecen la mejor experiencia, mientras que los Xiaomi ofrecen calidad-precio, son sectores distintos.

Posiciona tu marca

Marketing , publicidad y marca

  1. Establece el beneficio

No sólo tienes que transmitirle al consumidor qué es lo que ofreces, sino en qué le beneficia las características y funcionalidades del producto que vendes. Esto es la parte más complicada de posicionar una marca, ya que se trata de vender el producto lo mejor posible, aquí entra el marketing y la publicidad, dos mundos feroces e intrusivos que luchan por convencerte.

Siguiendo el mismo ejemplo que hemos utilizado arriba, Samsung viene a ofrecer características de tope de gama, mientras que Xiaomi se posiciona como una marca que ofrece gran calidad a gran precio.

  1. Transmite emociones

A la hora de vender un producto, lo mejor es jugar con los sentimientos del cliente o consumidor porque no hay mejor forma de convencer al destinatario de que el producto es justo lo que necesita o lo que llevaba tiempo esperando. No hablamos de beneficio funcional; en este caso, hablamos de beneficio emocional, qué es lo que le reporta al consumidor la adquisición de un producto de la marca.

Muchas marcas juegan con esto, como BMW y “¿Te gusta conducir? O Apple con su “Think Different”. La que más juega con esto es Coca-Cola y su famosa “felicidad” al consumir una de ellas.

  1. Fundamenta tu marca

Una vez que hemos convencido al cliente de que nuestra marca es la mejor opción, hay que fundamentarlo. De nada sirve venderle el producto perfecto si luego no sirve para nada. Samsung te vende que es la vanguardia de la telefonía, y a la hora de la verdad es así, marcando el progreso de los Smartphone con innovaciones espectaculares.

Esto supone el último toque para un posicionamiento de marca optimo digno de una empresa grande que opera a escala mundial. Ahora no tienes excusa para decir que no sabes posicionar.

Diseño de marca

Marca